Gala 20 Aniversario de Calamidad y Desastre

Próximamente, el Centro Cívico Teodoro Sánchez Punter será testigo de un evento mágico: David Sebastián y Néstor Aznar, artísticamente conocidos como Calamidad y Desastre, celebran sus 20 años juntos sobre los escenarios con una gala benéfica, cuya recaudación íntegra irá destinada a la Asociación de Padres de Niños con Cáncer de Aragón (Aspanoa).

La cita tendrá lugar el 28 de octubre a las 18: 30 en este Centro Cívico, ubicado en la Plaza Mayor número 2 de Zaragoza, y las entradas tendrán un coste de 5€. Ya pueden adquirirse online a través de la página web de Aspanoa y, a partir del lunes 23, estarán disponibles en formato físico en la calle Duquesa Villahermosa, 159 (sede de Aspanoa), en Pablo Remacha, 25 (Infoara) y en el propio Centro Cívico el mismo día del espectáculo.

David y Néstor, miembros de la Asociación Mágica Aragonesa, tras un periodo de carrera en solitario, decidieron unirse hace 20 años para consolidarse como el dúo mágico Calamidad y Desastre.

Son participantes asiduos de un evento anual de magia que se celebra en Tamarite de Litera (Huesca), el Encuentro Nacional de Magos Florences Gili, que este año ha celebrado su XVIII edición. Además, han representado sus diferentes espectáculos en numerosas localidades aragonesas y de comunidades vecinas, asisten con frecuencia a congresos nacionales de magia, trabajan en eventos privados y regalan sonrisas participando en galas benéficas. Recientemente fueron los organizadores del Festival Magicortes 2017, que celebró su primera edición el pasado mes de marzo en Cortes (Navarra).

En 2004 recibieron el Premio Nacional de Invención. De sus mentes creativas nació IDEOTA: un taller especializado en la creación, construcción y reparación de artículos de magia. En este taller, Calamidad y Desastre diseñan y fabrican Efectos Originales para otros magos profesionales del panorama nacional, como por ejemplo, el célebre Mag-Lari.

Más info en la web de Facebook de Calamidad y Desastre.

El juicio de las mariposas

El juicio de las mariposas es una obra intensa y emotiva, una llamada de atención hacia un auditorio sensible e interesado en escuchar y reflexionar. A través de su texto podemos vivenciar un proceso de introspección, un examen del propio Yo, de sus conflictos y contradicciones, de las dudas y de los miedos propios de la naturaleza humana.

Desde las últimas filas se podía apreciar cómo el público asentía concentrado y en el más absoluto silencio. Eso sí, de vez en cuando se escapaban algunos sollozos tímidos, pues es imposible no emocionarse con un discurso tan contundente, bien dirigido, muy bien declamado y deliciosamente acompañado por unas piezas musicales que llegan al alma.

Personalmente, lo que más me hizo disfrutar fue la interpretación. Fue un auténtico gozo contemplar a dos mujeres exhibiendo tanto talento. Cristina es fuerte y valiente, capaz de mostrar todo su poder y, al mismo tiempo, su lado más dulce. Iris es una actriz poliédrica, desenvuelta y cautivadora, con gran capacidad para emocionar al espectador, para trascender con sus palabras. Sin duda le espera un gran futuro sobre los escenarios. Complementando estas dos grandes figuras, encontramos la brillante interpretación de Alfonso, un juez sereno, cabal, que trata de aportar el equilibrio necesario entre las dos fuerzas antagónicas.

Me gustaría señalar que, desde mi experiencia como docente, considero que El juicio de las mariposas es una obra muy adecuada para un público adolescente, pues justo en esas edades, los chicos y chicas están descubriendo y conformando su propia identidad y desarrollando su espíritu crítico. Los alegatos expuestos les resultarían, sin duda, muy enriquecedores. En mi opinión, me parecería muy acertado promocionar esta obra por los centros educativos y animarlos a acudir a las futuras representaciones.

Diario Qué.es: http://www.que.es/zaragoza/201702042033-juicio-mariposas-obra-intensa-emotiva.html

img_20170202_131322_218