Editoriales

Todos los días, como portada del programa, leo un texto o el fragmento de un libro. Trato de hacer una selección de lecturas bellas y acordes a la temática prevista para el programa. He decidido compartir en el blog algunas de ellas, por si os resulta interesante poder consultarlas.

20 de marzo

Había una vez cuatro individuos llamados Todo el mundo, Alguien, Nadie y Cualquiera. Siempre que había un trabajo que hacer, Todo el mundo estaba seguro de que Alguien lo haría. Cualquiera podría haberlo hecho pero Nadie lo hizo. Cuando Nadie lo hizo, Alguien se puso nervioso porque Todo el mundo tenía el deber de hacerlo. Al final, Todo el mundo culpó a Alguien cuando Nadie hizo lo que Cualquiera podría haber hecho.

Anónimo

17 de marzo

A veces quiero preguntarte cosas,
y me intimidas tú con la mirada,
y retorno al silencio contagiada
del tímido perfume de tus rosas.

A veces quise no soñar contigo,
y cuanto más quería más soñaba,
por tus versos que yo saboreaba,
tú el rico de poemas, yo el mendigo.

Pero yo no adivino lo que invento,
y nunca inventaré lo que adivino
del nombre esclavo de mi pensamiento.

Adivino que no soy tu contento,
que a veces me recuerdas, imagino,
y al írtelo a decir mi voz no siento.

Gloria Fuertes

14 de marzo

A través de cuantas dimensiones deberemos pasar, y cuantas formas de vivir debemos probar en esta existencia? ¿Cuántos caminos tiene el hombre obligación de recorrer hasta llegar al punto donde decidió llegar?

El viaje es difícil, largo, a veces imposible: y a pesar de ello conozco pocas personas que se hayan dejado detener por estas dificultades. Entramos en el mundo sin saber bien lo que sucedió en el pasado, cuáles son las consecuencias que de ello se derivan, y qué es lo que nos puede reservar el futuro. Es como si nuestros padres estuvieran en una caravana – y, de repente, nosotros nacemos en mitad del trayecto.

Procuraremos viajar lo más lejos que podamos. Pero, mirando el paisaje a nuestro alrededor, sabemos que no será posible conocer y aprender todo.

Entonces, nos resta recordar todo sobre nuestro viaje para que podamos contar historias. A nuestros hijos y nietos, relataremos las maravillas que vimos y los peligros que corrimos. Ellos también nacerán y morirán, contarán sus historias a sus descendientes, y la caravana aún no habrá llegado a su destino.

La Reflexión – Loren Eisley

El beso que no te di

Isabel murió besando a Diego. Ya nadie y ya nada podría separarlos. Los dos cuerpos fueron velados juntos, en un altar a su amor infortunado. Una estruendosa lluvia anegó las huertas de Teruel durante varios días, mientras los amantes recibían el homenaje silencioso del mundo hasta que fueran sepultados en la misma tumba. Juntos para siempre.

El beso que no te di es el título de la última novela de la escritora aragonesa Magdalena Lasala. Se trata de una recreación histórica del Teruel del siglo XIII en la cual se narra la historia de los amantes Isabel de Segura y Diego de Marcilla y de los diferentes personajes que los acompañaron a lo largo de sus vidas, desde su niñez hasta su trágico desenlace.

Ayer, 14 de febrero, se celebró, en el Patio de la Infanta (Obra social de Ibercaja), la presentación de esta novela. Durante el acto, Lasala recitó algunos fragmentos de la obra, acompañada por la actuación de la guitarrista y cantante Ana Carpintero, quien interpretó algunos temas de amor de Federico Moretti.

Esta publicación coincide con el ochocientos aniversario de la muerte de los Amantes, que se celebrará entre los días 16 y 19 en la ciudad de Teruel. Se llevarán a cabo un centenar de actividades lúdicas y culturales durante todo el fin de semana y a lo largo de 2017.

Magdalena Lasala es miembro de la Academia de Bellas Artes de San Luis y recibió el Premio de las Letras Aragonesas en 2014. Es una prolífica autora; ha publicado poemarios, libros de fábulas y numerosas novelas: La cortesana de taifas, Doña Jimena. La gran desconocida en la historia del Cid, La casa de los dioses de alabastro, La última heredera, Zaida: la pasión del rey, entre otras muchas. Una de mis favoritas es La estirpe de la mariposa, la historia de una saga de mujeres poderosas que transmiten su sabiduría de madres a hijas.

Sin duda, la obra que me hizo ser una apasionada lectora de Magdalena Lasala fue Moras y Cristinas, una colección de relatos cortos que compuso junto con Ángeles de Irisarri. Me lo regalaron mis padres siendo adolescente, firmado por ambas autoras. Es el libro que más veces he releído en mi vida y lo conservo como un tesoro.

principal-el-beso-que-no-te-di-es